martes, 18 de diciembre de 2012

¿Qué es el virus del Nilo Occidental?

El virus del Nilo Occidental es un tipo de virus conocido como flavivirus que es transmitido por los mosquito; los investigadores creen que se disemina cuando un mosquito pica a un ave infectada.


En esta imagen se representa el mosquito transmisor del virus del Nilo Occidental.
Mosquito transmisor de la enfermedad.

Los mosquitos transportan las mayores cantidades del virus a principios del otoño, por lo que hay una máxima incidencia de la enfermedad a finales de agosto y principios de septiembre. El riesgo de padecerla disminuye entonces a medida que el clima se vuelve más frío y los mosquitos comienzan a extinguirse.

Aunque muchas personas son picadas por los mosquitos portadores del virus del Nilo Occidental, la mayoría no saben que han resultado infectadas. Los posibles factores de riesgo para contraer un tipo más grave de la enfermedad incluyen los siguientes:

1. Afecciones que debiliten el sistema inmunitario, tales como el VIH, el trasplante de órganos y la quimioterapia reciente.
2. Edad avanzada o muy temprana.
3. Embarazo.

El virus del Nilo Occidental también se puede diseminar por medio de las transfusiones de sangre y los trasplantes de órganos. Es posible también que la madre infectada le transmita el virus a su hijo a través de la leche materna.


SÍNTOMAS:

Los síntomas pueden aparecer desde 1 a 14 días después de resultar infectado. La enfermedad leve, generalmente llamada fiebre del Nilo Occidental, puede causar algunos o todos los síntomas siguientes:

1. Diarrea.
2. Dolor abdominal.
3. Fiebre.
4. Dolor de cabeza.
5. Inapetencia.
6. Dolores musculares.
7. Naúseas.
8. Dolor de garganta.
9. Vómitos.

Estos síntomas duran generalmente de 3 a 6 días, pero pueden durar hasta un mes.
Las formas más graves de la enfermedad, que son potencialmente mortales, se pueden denominar encefalitis o meningitis del Nilo occidental, dependiendo de que parte del cuerpo esté afectada. Se pueden presentar los siguientes síntomas y necesitan atención oportuna.

1. Confusión o cambio en la capacidad para pensar con claridad.
2. Pérdida de conocimiento o coma.
3. Debilidad muscular.
4. Rigidez en el cuello.
5. Debilidad de un brazo o pierna.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada