martes, 18 de diciembre de 2012

Tratamiento y prevención de la Equinococosis o Hidatidosis

Hoy retomamos la equinococosis para hablar sobre su diagnóstico, tratamiento y prevención.

Diagnóstico:
En muchas ocasiones, el quiste hidtídico aparece de manera casual en estudios radiológicos o ecográficos realizados por otros motivos. En pulmón, se manifiesta en la radiografía simple como una sombra redondeada, de límites bien definidos. En hígado, también puede verse como una imagen redondeada o puede existir una elevación del diafragma en la zona derecha. Se debe realizar un estudio analítico (hemograma y pruebas inmunológicas buscando anticuerpos contra el gusano de la hidiatidosis) que nos darán el diagnóstico biológico de la enfermedad.

Tratamiento:
El tratamiento comprende principalmente la intervención quirúrgica o tratamiento percutáneo. Además se usa la terapia a largo plazo con albendazol solo o en combinación con praziquantel. Únicamente los quistes pequeños, calcificados y con pruebas biológicas negativas pueden dejarse sin operar.

Prevención:
Es relativamente sencilla, se deben tratar las mascotas (sobre todo perros de zonas rurales) con medicamentos antiparasitarios ni no dejarles comer carne cruda. En caso de los humanos deben controlarse los alimentos, lavarlos y cocinarlos bien, evitar la carne cruda, vigilar que los niños no coman tierra o que jueguen con perros desconocidos y no dejar que estos les laman. Además debe tenerse una buena higiene y sobre todo, lo más importante es la educación sanitaria de la población.

En este vídeo se ve la extracción de un quiste hidatídico en el cerebro

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada