miércoles, 28 de noviembre de 2012

Prevención y tratamiento de la fiebre de Lassa.

La fiebre de Lassa se puede tratar cuando aparecen los primeros síntomas administrando un antivírico denominado ribavirina, los primeros 6 días de la enfermedad.A los contactos más expuestos se les puede administrar preventivamente ribavirina oral en 4 dosis diarias de 600 mg durante 10 días y  a los niños de 6 a 9 años se recomienda administrarle 4 dosis diarias de 400mg por vía oral.


Esta imagen es la ilustración de un medicamento que es un antivírico.



Para prevenir esta enfermedad lo único que se puede hacer es evitar el contacto directo o indirecto con los roedores. Para evitar el contacto de los roedores con la comida se aconseja guardarla en recipientes a prueba de roedores aunque también se aconseja mantener limpia la vivienda, tener gatos y eliminar los residuos en un lugar lejano a la vivienda. Una medida importante sería enseñar a la población a exterminar las ratas caseras y perfeccionar una vacuna contra este virus.

Los familiares del paciente deben evitar el contacto con su sangre o cualquier otro fluido corporal suyo. Además los pacientes deben ser atendidos con medidas especificas, lo que incluye el uso de equipos de protección como máscaras, guantes, batas y caretas protectoras así como la esterilización sistemática del equipo contaminado, aunque las precauciones habituales de aislamiento protegen contra la enfermedad en casi todas las circunstancias.

Aquí os dejo una noticia de un caso que ocurrió en España y el protocolo de prevención que se siguió:

http://www.laopiniondemurcia.es/comunidad/2012/02/02/protocolo-prevencion-posible-caso-fiebre-hemorragica/382810.html

No hay comentarios:

Publicar un comentario